PATRONOS DE LA GREMIALIDAD  
 

Ntra. Sra. del Perpetuo Socorro (27Junio) : Medicina y Sanidad Militar

Ntra. Sra. de la Inmaculada Concepción (8 Diciembre): Farmacéuticos

Santa Apolonia ( 9 Febrero): Odontólogos

San Juan de Dios (8 de Marzo): Diplomados Universitarios de Enfermería

En estas fechas nuestra Hermandad realiza un acercamiento a nuestros hermanos colegiados con celebración de la Santa Misa, convivencias, entrega de recuerdos etc.

 
NTRA. SRA. DEL PERPETUO SOCORRO  
 
El Icono de Santa María del Perpetuo Socorro figura entre las representaciones más populares de la Madre de Dios. En el Santuario de Granada se venera una copia del icono original que se encuentra en la Iglesia de San Alfonso de Roma. Su desconcido autor pertenece a la escuela de Rizzo de Candía, un grupo pictórico asentado en la Isla de Creta, después de la caida de Bizancio. Desde esta isla mediterránea fueron distribuidos iconos orientales hacia todo el occidente cristiano. El Greco, uno de los pintores más destacados de la historia del Arte, perteneció a esta misma escuela.

Pictóricamente es uno de los denominados iconos de la"Vírgen de la Pasión". Como otras muchas imágenes de María, el Icono del Perpetuo Socorro tiene su "leyenda", aunque esta no conste según la documentación histórica.

Cuenta dicha leyenda que un mercader de Creta robó esta imagen en una iglesia de la isla, en la que hacía muchos milagros, y la llevó consigo entre sus pertenencias hacia Italia. Una vez en alta mar, el barco en que viajaba se vio sorprendido por una gran tormenta. Ante el peligro de naufragio, tuvo la feliz idea de colocarlo en un palo de la nave y todos invocaron su protección. De esta manera, los pasajeros llegaron sanos y salvos al puerto, y el Icono inició su andadura bajo el signo de una constante peregrinación acompañando el sufrimiento humano en la ciudad de Roma. El mercader enfermó gravemente, y al ver cerca su muerte, descubrió el secreto de la imagen a un amigo de la ciudad, rogándole que lo colocara en una iglesia. El amigo se lo prometió pero murió también sin haber cumplido la promesa. Por fin, la Madre de Dios se apareció a la hija de este amigo, una niña de seis años, pidiéndole que comunicara a su madre que la imagen de Santa María del Perpetuo Socorro debía ser colocada en una iglesia entre las Basílicas de Santa María la Mayor y San Juan de Letrán.

Lámina del siglo XIX con Ntra. Sra. del Perpetuo Socorro que se encuentra en la Capilla de Mª Stma. de los Desamparados
 

La niña comunicó el mensaje de la Virgen a su madre. La madre, presa del pánico por la muerte de su marido, prometió hacerlo.Así, el 27 de Marzo de 1499 el Icono de la Virgen del Perpetuo Socorro fue solemnemente trasladado y expuesto a la pública veneración en el templo de San Mateo, confiado a los frailes de San Agustín, donde estuvo casi trescientos años.

El año 1865 el Superior Mayor de los Redentoristas, pidió al Beato Papa Pío IX le concediera el Icono del Perpetuo Socorro para colocarlo de nuevo en la Iglesia de San Alfonso in Urbe, construida en las ruinas de la de San Mateo, sin saber que era el lugar que antaño había elegido la Virgen para su santuario entre Santa María la Mayor y San Juan de Letrán.Pío IX, al acceder a los deseos de los nuevos depositarios, dijo, contemplando la imagen: "Dadla a conocer por todo el mundo".

La procesión inaugural del culto tuvo lugar el 26 de Abril de 1866. Y como fruto de la devoción que fue adquiriendo rápidamente en Roma, el 23 de junio de 1867, tuvo lugar la solemne coronación de la imagen por el Obispo Decano del Capítulo Vaticano. Era un reconocimiento solemne y oficial del icono mariano recuperado del olvido.

 

En España es Patrona de la Sanidad Militar desde 1926 y de la Medicina Civil desde 1941.

El Icono original del Perpetuo Socorro mide 54 por 41,5 cm. Sobre un fondo dorado, aparecen cuatro figuras: la Madre de Dios, Jesús Niño y los arcángeles San Miguel y San Gabriel. La Virgen aparece de medio cuerpo, pero con la actitud de quien está de pie. Con una ternura triste, no mira a su Hijo, sino que parece dialogar con quien la contempla.Viste túnica roja y manto azul: el color rojo y el púrpura son siempre en la iconografía signos de lo divino; rojo era también el manto usado por las emperatrices de Oriente y por las vírgenes en tiempo de Cristo.

Los colores verde, rojizo y azul simbolizan la humanidad, lo terrestre; el azul es también el color del vestido usado por las madres en Palestina. El fondo del Icono es de oro: nos recuerda el mundo de la luz en que culmina el misterio de nuestra salvación. En la cabeza de María hay una estrella en forma de cruz para indicar su participación en la pasión de Cristo y otra de ocho puntas, usada por los profetas para anunciar el gran día de la Redención.

Jesús Niño descansa sobre el brazo izquierdo de la Virgen y sus manos agarran el dedo pulgar de la mano derecha de María, con el gesto típico de los Iconos de la Pasión. Su mirada se pierde en el infinito, un infinito bajo la sombra de los instrumentos de la pasión que muestran los arcángeles: San Gabriel le presenta la cruz y los clavos; San Miguel la lanza, la caña con la esponja y el vaso en que se contenía el vinagre que le dieron a beber a Jesús en la Cruz. Jesús Niño aparece de cuerpo entero. Viste túnica verde y manto color tierra (signo de la humanidad), con ceñidor rojo (signo de la divinidad). Las vestiduras de los arcángeles tienen estos mismos colores.

Gloria del techo del palio de Mª Stma. de los Desamparados con Ntra. Sra. del Perpetuo Socorro
 

Jesús Niño lleva sandalias, pero la del pie derecho está suelta y nos permite ver su planta. Todas sus actitudes parecen expresar un movimiento brusco, de temor, ante una imagen que se presenta de repente: el presagio de la Pasión. Jesús, en este movimiento, se refugia en los brazos de su Madre. María corresponde al miedo de Jesús agarrándolo con su mano derecha y estrechándolo contra su corazón. Dios y hombre verdadero, Jesús confía su desamparo a la Madre de Dios y deposita en su regazo todo su dolor y el misterio de la redención.

En la Gloria del paso de palio de María Santísima de los Desamparados, Titular de nuestra hermandad, aparece la imagen de la Virgen del Perpetuo Socorro, obra realizada por D. Alfonso Berraquero Garcia en XXXX???.

   
INMACULADA CONCEPCIÓN  
 

El gremio de boticarios desde hacia varios siglos tenía marcado interés en que fuera su patrona la Virgen Inmaculada, pues ella Pura e Inmaculada definiría su trabajo como preparadores de medicamentos y formulas magistrales para curar enfermedades.

En el año 1845 se celebra el Concilio Vaticano I, y se proclama como patrona de la farmacia a la Virgen Inmaculada Concepción. A partir de se momento y durante el reinado de Isabel II, al terminar la carrera de Farmacia al recibir el titulo correspondiente, era obligado hacer un juramento a Maria Santísima por ser Virgen, Pura e Inmaculada. En el acto se utilizaban unos guantes blancos para simbolizar la limpieza y la pureza de los medicamentos que iban a elaborar, así como también se les entregaba una alianza como símbolo de compromiso con la ciencia, que a partir de ese momento, iba a ser su profesión.

El dogma de la Inmaculada Concepción es un dogma de la fe católica que sostiene la creencia en que María, madre de Jesús, a diferencia de todos los demás seres humanos, no fue alcanzada por el pecado original sino que, desde el primer instante de la creación de su alma, estuvo libre de todo pecado o mancha de pecado. No debe confundirse esta doctrina con la de la maternidad virginal de María, que sostiene que Jesús fue concebido sin intervención de varón y que María permaneció virgen antes, durante y después del parto.

Al desarrollar la doctrina de la Inmaculada Concepción, la Iglesia Católica contempla la posición especial de María por ser madre de Jesús y sostiene que Dios preservó a María libre de todo pecado y, aún más, libre de toda mancha o efecto del pecado original, que había de transmitirse a todos los hombres y mujeres por ser descendientes de Adán y Eva, en atención a que iba a ser la madre de Jesús, que es también Dios.

Imagen de la Inmaculada Concepción de la
Iglesia Mayor Parroquial de San Pedro y San Pablo
 
 

La doctrina reafirma con la expresión "llena eres de gracia" (Gratia Plena) contenida en el Saludo del Ángel (Lc. 1,28) y en la oración del Ave María este aspecto de ser libre de pecado por la gracia de Dios. Desde el siglo V existe ya una fiesta a la concepción de santa Ana, fiesta que se inicia en el oriente griego difundiéndose por Italia meridional (en el Siglo VII), Irlanda (desde el siglo IX) e Inglaterra (desde el siglo XI). Durante los siglos XII y XIV surgieron las controversias o debates teológicos sobre este asunto. Los papas Sixto IV y Alejandro VII, entre otros, prohibieron las enseñanzas contrarias a la doctrina de la Inmaculada Concepción.

La doctrina fue definitivamente definida como dogma de fe y por tanto revestida de los caracteres de infalibilidad e inmutabilidad el día 8 de diciembre de 1854, en la bula Ineffabilis Deus del papa Pío IX. Desde entonces el día 8 de diciembre ha quedado como fecha de la fiesta de la Inmaculada Concepción en toda la iglesia católica.

Especial relevancia alcanza esta advocación en España, nación consagrada a la Inmaculada Concepción y en la que se la tiene por patrona y protectora, siendo el 8 de diciembre fiesta de carácter nacional. Durante la celebración de dicha festividad, el día 8 de diciembre, los sacerdotes españoles tienen el privilegio de vestir casulla azul. Este privilegio fue otorgado por la Santa Sede en 1864, como agradecimiento a la defensa del dogma de la Inmaculada Concepción que hizo España. Es así mismo la Patrona de los Farmaceúticos.

La definición contenida en la bula Ineffabilis Deus, de 8 de diciembre de 1854, es del tenor literal siguiente:

   
Pintura del Simpecado de la Hermandad
   

"... Para honra de la Santísima Trinidad, para la alegría de la Iglesia católica, con la autoridad de nuestro Señor Jesucristo, con la de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo y con la nuestra: Definimos, afirmamos y pronunciamos que la doctrina que sostiene que la Santísima Virgen María fue preservada inmune de toda mancha de culpa original desde el primer instante de su concepción, por singular privilegio y gracia de Dios Omnipotente, en atención a los méritos de Cristo-Jesús, Salvador del género humano, ha sido revelada por Dios y por tanto debe ser firme y constantemente creída por todos los fieles. Por lo cual, si alguno tuviere la temeridad, lo cual Dios no permita, de dudar en su corazón lo que por Nos ha sido definido, sepa y entienda que su propio juicio lo condena, que su fe ha naufragado y que ha caído de la unidad de la Iglesia y que si además osaren manifestar de palabra o por escrito o de otra cualquiera manera externa lo que sintieren en su corazón, por lo mismo quedan sujetos a las penas establecidas por el derecho."

El Simpecado de nuestra hermandad tiene una pintura de la Inmaculada Concepción, realizada por D. Alfonso Berraquero García en xxxx???

 
SANTA APOLONIA  
 
En tiempos del Imperio Romano, bajo el régimen del emperador Filipo, El Árabe, se llevan a cabo persecuciones, torturas y asesinatos contra los cristianos y su religión. Surgen también, muchos mártires porque eran creyentes de la fe que profesaban y preferían entregar su vida antes que renunciar a Cristo Jesús.

Los Padres de la Iglesia ante esta situación mantenían comunicación unos con otros mediante cartas y es en una de ella que se conoce de una mujer llamada Apolonia, quien era hermana de un eminente magistrado de Alejandría. Mujer virgen de avanzada edad que siempre se caracterizó por las virtudes de castidad, piedad, caridad, austeridad y limpieza de corazón. El Obispo de Antioquía, Fabio, recibió una carta de parte de San Dionisio, Obispo de Alejandría donde explicaba la terribles persecuciones dadas en la ciudad de Alejandría.

El gobernador de Alejandría influenciado por un adivino que se hacía llamar Divino, ordenó injustas represalias contra los cristianos y su religión, ya que según el adivino, ellos atentaban contra el Imperio y por consiguiente su monarca. Este adivino azuzó a las turbas paganas provocando muerte y destrucción a los cristianos que allí vivían.

En una de esas pesquisas, capturaron a Santa Apolonia y la sometieron a horribles torturas para que dijera lo que ellos le ordenaban que eran una serie de improperios y blasfemias contra Cristo. Al negarse, la turba se enojó y un despiadado perseguidor cristiano le lanzó un poderoso golpe a la cara rompiéndole de esta forma sus dientes que se le cayeron en pedazos. La Santa, con la cara sangrienta, no escuchó ni obedeció a sus torturadores y éstos en vista que no conseguirían nada decidieron amenazarla con una enorme hoguera a las puertas de la ciudad, proponiéndole que si no rechazaba a Cristo, sería quemada atada a un palo.

Cuadro de Santa Apolonia.
Francisco de Zurbarán. Museo del Louvre
   

Exhausta, Santa Apolonia, hace suponer que iba pensar lo que se le proponía y les pide que le desataran las manos para elevar sus últimas plegarias al cielo. Los soldados lo hacen y en menos de lo esperado Santa Apolonia salta por voluntad propia a la hoguera ardiente para evitar renunciar a su amada religión. Mientras tanto, la Santa les decía que cuando sufrieran de problemas y dolencias dentales, invocaran su nombre, pues ella intercedería ante el Todopoderoso para aliviar sus penas. De esta manera ofrecía su dolor propio por el de quién pudiese sufrirlo después. Los perseguidores junto al gobernador quedaron atónitos al ver que a pesar del fuego, las llamas no la consumían ni le hacían daño alguno, al verlo trataron incansablemente de golpearla para que muriera, pero la mano del Altísimo la protegía. Finalmente fue degollada.

Su muerte se dio en el año 249, siglo III D.C., pero no fue sino hasta 50 años después que la canonizaron. Su día de veneración es el 9 de Febrero y se le considera la Santa Patrona de los Odontólogos y de las Enfermedades Dentales debido a la forma de su martirio y también a la influencia ejercida por Thesaurus pauperum del Papa Juan XXI en uno de cuyos capítulos : De dolores dentium et gengivarium se añadió” Fue concedido a Santa Apolonia virgen ,que aquellos que la invoquen no tengan dolor de dientes durante todo el día”

Aún cuando en la carta se habla de una mujer madura, al ser representada, su imagen en frescos, pinturas o esculturas, se representa como una joven y hermosa virgen, que sostiene en su mano un fórceps con una molar extraída. Otros artistas la describen con un diente dorado colgado de su cuello. Sus reliquias se encuentran repartidas por varias iglesias de Roma, Catedral de Plasencia y la Iglesia de San Roque de Lisboa.

   
Imagen de Santa Apolonia donada al
Colegio Oficial de Dentistas de Cádiz en 2001.
   
SAN JUAN DE DIOS  
 

Nació en 1495, en Montemor-o-Novo (Portugal), en el seno de una familia humilde. Cuando aún no contaba con diez años, se establece en Oropesa, (Toledo) (España), en la casa de Francisco Cid Mayoral, al cual le servía como pastor. En 1523 se alista en el ejército y participa en varias guerras, la última en 1532, en la campaña de Carlos I contra los Turcos. Fue para él una dura experiencia, siendo expulsado en una ocasión. En 1535 se pone a trabajar como picapedrero asalariado en la fortificación de la ciudad de Ceuta. Allí ayuda, con sus magros ingresos, a una noble familia portuguesa que vive desterrada y en la ruina.

Más tarde, pasa a Gibraltar, donde se hace vendedor ambulante de libros y estampas. De ahí se traslada definitivamente a Granada, en 1538, y abre una pequeña librería en la Puerta Elvira. Sería en esta librería donde comienza su contacto con los libros de tipo religioso.

El 20 de enero de 1539 se produce un hecho trascendental. Mientras escuchaba el sermón predicado por San Juan de Ávila en la Ermita de los Mártires, tiene lugar su conversión. Las palabras de Juan de Ávila producen en él una conmoción tal, que le lleva a destruir los libros que vendía, vaga desnudo por la ciudad, los niños lo apedrean y todos se mofan de él.

Su comportamiento es el de un loco y, como tal, es encerrado en el Hospital Real. Allí trata con los enfermos y mendigos y va ordenando sus ideas y su espíritu mediante la reflexión profunda. Juan de Ávila dirige su joven e impaciente espíritu y lo manda peregrinar al santuario de la Virgen de Guadalupe en Extremadura. Allí madura su propósito y a los pies de la Virgen promete entregarse a los pobres, enfermos y a todos los desfavorecidos del mundo.

Imagen de San Juan de Dios de la
Iglesia Mayor Parroquial de San Pedro y San Pablo.
 

 

Juan vuelve a Granada en otoño de ese mismo año, lleno de entusiasmo y humanidad. Los recursos con los que cuenta son su propio esfuerzo y la generosidad de la gente. En un principio Juan utiliza las casas de sus bienhechores para acoger a los enfermos y desfavorecidos de la ciudad. Pero pronto tuvo que alquilar una casa, en la calle Lucena, donde monta su primer hospital. Pronto crece su fama por Granada, y el obispo le pone el nombre de Juan de Dios. En los siguientes diez años crece su obra y abre otro hospital en la Cuesta de Gomérez. Es, así mismo, un innovador de la asistencia hospitalaria de su época. Sus obras se multiplican y crece el número de sus discípulos y se sientan las bases de su obra a través del tiempo.

El miércoles 3 de Julio de 1549, se incendió el hospital Real y ante la expectación de Granada, San Juan de Dios, entra en el hospital sacando a los enfermos de dos en dos sobres sus hombros cada vez, repitiendo su heroica acción durante todo el día. Teniendo en cuenta que el hospital Real, estaban aislados preferentemente enfermo mentales terminales; y la exquisita valentía del Santo se puso al servicio de los mas necesitados y humildes pues para no tener ni siquiera tenían razón. Por esta hazaña los bomberos también lo veneran como Patrón.

Su incansable trabajo hace que caiga enfermo y le obliga a retirarse a descansar a la casa de los Pisa. Allí muere el día 8 de marzo de 1550. A su muerte su obra se extendió por toda España e Italia y hoy día está presente en los cinco continentes.

Fue beatificado por el papa Urbano VIII el 1 de septiembre de 1630 y canonizado por el papa Alejandro VIII, el 16 de octubre de 1690. León XIII, el día 22 de Junio de 1886, le nombró celestial Patrono de Enfermos incluyendo su nombre en la Letanía de los Agonizantes, Pío XI ,el 28 de Agosto de 1930, le nombró Patrono de los Enfermos y de cuantos se dedican a la Asistencia de los mismos, el mismo Pontífice le nombró Co-Patrono de Granada el 6 de Marzo de 1940.

   
San Juan de Dios salvando del incendio a los enfermos del Hospital Real de Granada; obra de Manuel Gómez-Moreno González (1880)
   
 
 
 
- HermandadDesamparados.com Web Oficial de la Hermandad de Desamparados, San Fernando (Cádiz) ESPAÑA - Desde marzo de 2006 - Diseño: A.L. Belizón Ibáñez -
- Prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página Web sin el permiso de sus autores - Optimizada para una resolución de 1024x768 -